ropa niño

La primavera es la época que deja atrás el invierno y su ambiente frío y oscuro. Ésta nos trae alegría, diversión, calor y ganas de salir de casa para hacer actividades diversas que nos permitan relajarnos.

Por otro lado, la primavera es una estación en la que normalmente se tienen dificultades para elegir qué ropa ponerse, ya que unos días hace frío y otros una temperatura más agradable. En este sentido, a veces cuesta decidirse por qué ropa ponerle a nuestros hijos, ya que la sensación térmica no es la misma que en los adultos.

Por ello, es imprescindible que conozcáis qué estilos de ropa niño y qué colores son las tendencias para la primavera de este año. Estos son muy diversos y podéis encontrar desde telas y colores más cálidos para los días que refresque, hasta telas más finas y colores más vivos que alegran el día.

Para los niños, esta primavera os trae diversos conjuntos de ropa más cálida para la parte superior del cuerpo y ropa más fresca, como pantalones cortos o bermudas, pero también se pueden encontrar camisas de manga corta para los días más calurosos de esta estación del año. Los colores más presentes este año para la ropa niño son los tonos verdosos, los azules, los grises e, incluso, se pueden encontrar conjuntos de color rosa porque ¿quién dijo que el rosa es solo para niñas?

Para las niñas, la prenda más presente esta temporada es la falda. Ésta puede conjuntarse con una camisa o un jersey. No obstante, una gran tendencia que podréis encontrar en todas las tiendas son los vestidos acabados en falda y unidos con la parte superior con una especie de cinturón, que le da un toque más moderno a este tipo de prendas. Respecto a los colores más presentes en la ropa de niña, podéis encontrar desde tonos más claros como el blanco y el verde, hasta tonos más oscuros como el gris o el azul oscuro. Además, otro aspecto que destaca esta primavera son los estampados de puntitos azules con el fondo blanco.

La diversidad de telas y colores que podéis encontrar, os brindarán la oportunidad de conjuntar a vuestros hijos o hijas de la manera que a ellos o a vosotros más os guste. Ahora ya no será un suplicio ir a comprar con vuestros hijos, ya que no se cansarán de probarse ropa nueva.